10/01/2016

Mercado de la Ribera en Bilbao.

Los mercados de abastos siempre han sido un lugar de encuentro, de compra y de frenética actividad económica. Lugares en los que era posible hacerse con cualquier producto típico y fresco recién traído tanto del mar cómo de la tierra.

Hoy en día, con la revolución de los nuevos centros comerciales estos mercados se han convertido en auténticas joyas a visitar en sus ciudades correspondientes. La Bretxa en Donostia, La Ribera en Bilbao y la plaza de Abastos de Gasteiz son un buen ejemplo de ello. Conocer cada rincón de estos mercados e impregnarse de sus olores será una experiencia que gustará repetir. Prometido.

La renovación de sus edificios no sólo ha servido para mejorar sus servicios sino para posicionarse como puntos de interés turístico imperdibles en las ciudades. Unas recuperaciones de espacio desde las entrañas, ha convertido estos lugares en los parajes favoritos de los turistas más exigentes.

Si quieres viajar a las ciudades hazlo en un entorno cercano rural para poder vivir los dos contrastes. Contrasta la aglomeración de la ciudad con la tranquilidad de un paraje rural. Con Nekatur te ofrecemos siempre la mejor estancia.

La Plaza de Abastos de Vitoria-Gasteiz

Reinaugurada en 2014 es todo un ejemplo de cómo reinventarse para seguir manteniendo la esencia y seguir siendo el punto de encuentro de sus ciudadanos. Si vas a Gasteiz, no puedes dejar de visitarla.

No sólo se pueden encontrar todo tipo de puestos de venta, también podremos degustar la mejor gastronomía del país en su segunda planta en la que se han abierto una serie de nuevos Gastrobares con una oferta sin comparación. Si vienes de paso no te olvides de visitarlo: no te arrepentirás.

En el centro, al lado de El Corte Inglés, no tiene pérdida. Guárdate un rato de turismo para degustar en los bares de la zona.

La Ribera

El mercado de Bilbao está en una situación sin igual. Al lado del puente de San Antón y frente al nuevo Soho bilbaíno, renovado y revitalizado. En 1928 se construye el edificio que se conserva ahora. Lleno de color y vitalidad. Es un placer pasearse por sus puestos y llenar de productos frescos y sanos nuestras cestas y capazos.

Lo típico, y cada vez más, es ver a familias de turistas paseando y entrando dentro fascinados por el edificio. Si lo que queréis es degustar buena gastronomía os recomendamos los dos restaurantes que se encuentran en el mismo mercado. Disfrutar de la esencia de Bilbao, la buena arquitectura y pasear por la ría como plan perfecto para conocer el mercado de La Ribera.

La Bretxa

Flores, pescado y muchos otros productos típicos son lo que podremos comprar y degustar en este mercado en la parte vieja de Donostia. Centrado y renovado por completo también como los otros dos, este tiene un encanto especial, suponemos que por el olor a mar. Se inauguró en 1870. Y ahí sigue, siendo sin duda el edificio de interés turístico en la ciudad guipuzcoana.