01/12/2015

Tradiciones navideñas en Euskadi

En cada casa las costumbres de fin de año siempre son diferentes. Los hay que comen lentejas, que ponen maletas en la puerta, que beben el champán con un anillo dentro, etc. ¡Cada familia tiene su ritos y tradiciones!

También por supuesto existen las costumbres en el menú navideño. La sopa de pescado no puede faltar en muchas familias y tampoco los hay que no pueden pasar las comilonas sin comer un buen pescado o guisado, pero esto no siempre ha sido así. Durante años la tradición culinaria en navidad se configuraba de productos de la huerta.

La cultura gastronómica del país siempre ha sido humilde. Menús elaborados con productos típicos de la tierra y regados con un poco de vino. En los caseríos el menú típico de navidad se componía de berza o cardo con sofrito de ajos. De segundo, degustaban bacalao o besugo al horno, dependiendo siempre de la economía familiar. El postre típico de las fiestas era la deliciosa salsa de nueces y compota. Los capones rellenos al horno con los productos de la huerta tampoco podían falta en las familias más acomodadas.

Sin vino tampoco había festividades. Se bebía en contadas ocasiones –tres al año- y se rebajaba con agua y sidra para que durase para todas las citas festivas. En definitiva, las tradiciones culinarias han ido evolucionando pero siempre trasmitiendo la personalidad de la cultura gastronómica.