31/01/2015

Tamborrada Donostia

Hay muchos días señalados en el mapa, pero los y las donostiarras tienen uno que resalta por encima de todos. Es un día grande en el que la ciudad sale a la calle, haga bueno o malo, y disfruta de la fiesta. Ese día es el 20 de enero. ¿Por qué? La respuesta lógica: se celebra San Sebastián.

La fiesta arranca por todo lo grande la madrugada del 19 al 20. En la media noche, la sociedad Gaztelubide y representantes de otras tamborradas acompañan musicalmente la izada de la bandera. La música que tiempo atrás compuso el maestro Sarriegui sigue sonando igual de viva y fresca año tras año. La fiesta arranca en la Plaza de la Constitución y se extiende por el resto de la ciudad, dando a Donostia 24 horas mágicas cada año.

Con la llegada del día 20, los más peques cogen el testigo de sus mayores. Donostia sigue celebrando tamborradas, pero esta vez es el turno de la infantil. 52 compañías, la gran mayoría procedentes de todos los centros educativos de la ciudad, desfilan por el centro de la capital gipuzkoana al mismo ritmo que lo hacen los más mayores.

La fiesta no para hasta la medianoche del 20 al 21, momento en el que los donostiarras se vuelven a dar cita en la plaza de la constitución. Esta vez es la Unión Artesana, la compañía más antigua de la ciudad, la encargada de la tamborrada. Con su Marcha de San Sebastian y con la arriada de la bandera por parte del alcalde se da punto y final a las 24 horas más bonitas del invierno, y por qué no, del año donostiarra.

La gente de Donostia siempre dice que hay que vivir la experiencia de la tamborrada para llegar a entender la esencia de la ciudad. Lo cierto es que la Tamborrada es un evento curiosísimo e interesante de nuestra tierra. Si quieres disfrutar de algo diferente, Donostia te espera. No lo dudes. Y si buscas sitio en el que descansar, nosotros te podemos echar una mano...