02/12/2014

Hay tradiciones ancestrales y otras que poco a poco van cogiendo un carácter de clásicas. Entre las tradiciones navideñas más conocidas están los dulces, los villancicos o el belén. Hay otras que en las últimas décadas se han convertido en tradiciones navideñas por antonomasia. Una de ellas es acabar el año con una buena carrera. ¿Acaso no conoces las San Silvestres?

Euskadi tiene un papel muy curioso en la historia de este tipo de carreras. El concepto de carrera de San Silvestre nace en nuestra tierra, concretamente en Galdakao. Fue en el año 1961 cuando se corrió la primera carrera en el día de Fin de Año. Poco a poco, esta carrera se fue organizando en más y más sitios de la península, donde hoy en día se celebran más de 200 San Silvestres durante el 31 de diciembre.

Son carreras accesibles para toda clase de corredores. Muchas de ellas además tienen un carisma festivo. No son pocas las personas que las corren ataviadas con disfraces típicos de esta época del año. De ahí que su popularidad se haya extendido, haciendo que muchas de ellas tengan un número alto de participantes.

Tanto Vitoria-Gasteiz como Bilbao o Donostia organizan su San Silvestre particulares. Como hemos dicho, son carreras accesibles para corredores y corredoras de todos los niveles. El recorrido nunca suele pasar de los 8 kilómetros, así que es una buena forma de hacer ejercicio antes de esa cena abundante de Nochevieja. Y ojo, porque también hay muchos otros municipios en los que poder disfrutar de una carrera durante la última tarde del año.

Ya sabéis que en Nekatur nos encanta la vida saludable. Es lo que tiene sentir la naturaleza tan cerca. Nos encanta el deporte, y la San Silvestre es una de esas tradiciones dieales para ponerle broche final al año. ¡Te invitamos a correr! ¡Es muy sano!