30/07/2014

Arte religioso Euskadi

La arquitectura religiosa se extiende a lo largo de la historia moderna. El hombre lleva siglos e incluso milenios construyendo lugares de culto. Algunos de éstos se han convertido en auténticos símbolos de la arquitectura clásica.

Está claro que en nuestra cultura, la gran mayoría de arquitectura religiosa se basa en el cristianismo. Hablamos de las ermitas, iglesias, santuarios o catedrales. La religión siempre ha estado enraizada a la cultura vasca, teniendo en nuestra tierra infinidad de referentes artísticos de este estilo.

Catedrales de Euskadi.

Cada una de las tres capitales de provincia tiene su propia catedral, si bien es cierto que en el caso de Vitoria-Gasteiz es especial. Empezaremos hablando de la más moderna de las tres. Situada en Donostia, la iglesia del Buen Pastor es un edificio neogótico del siglo XIX. No sería hasta mediados del siglo pasado cuando se fundó la Diocesis de San Sebastián, convirtiendo este templo en Catedral. Una iglesia con un aire a las catedrales alemanas.

En el corazón de la parte vieja bilbaína nos encontramos la Catedral de Santiago Apóstol. Su construcción data de los siglos XIV y XV. Hay que recordar que Bilbao se encuentra en pleno camino costero de Santiago, de ahí que se decidiera construir el templo en su honor. La iglesia es de estilo gótico.

Vitoria-Gasteiz tiene dos catedrales. La más moderna, neogótica, se sitúa cerca del parque de La Florida. De construcción inacabada, este templo fue consagrado en 1969. Por aquel entonces, la Catedral de Santa María llevaba siete siglos en el punto más alto de la ciudad.

Durante los últimos años, ésta ha estado cerrada al culto debido a su deterioro. Sin embargo, ha seguido abierta el público, ofreciendo visitas guiadas por las obras. Acabadas éstas, las visitas siguen, descubriendo al visitante la historia de la ciudad vista desde los pilares de la catedral. Como curiosidad, Ken Follett, autor de Los pilares de la tierra, se inspiró en dicho templo para la segunda parte de la obra.

Santuario de Arantzazu

No todo son construcciones clásicas. El mejor ejemplo lo encontramos en Oñati. El santuario de Arantzazu es un magnífico legado del arte moderno vasco. En su construcción colaboraron artistas de la talla de Eduardo Chillida, Nestor Basterretxea o Jorge Oteiza. Tampoco nos podemos olvidar del santuario de San Ignacio de Loyola, o de muchas otras construcciones románicas. ¿Aun te lo estás pensando? Ven a conocer este maravilloso legado.